Buscar
Universidad de Sevilla

Ampliando el conocimiento del estuario del Guadalquivir y avanzando pautas para una gestión sostenible

13/06/2018
La gestión ambiental sostenible de los vaciaderos terrestres incidirá de forma positiva en la biodiversidad

El presidente de la Autoridad Portuaria de Sevilla (APS), Manuel Gracia, junto al consejero de Medio Ambiente, José Fiscal, y el rector de la Universidad de Sevilla, Miguel Ángel Castro, han presentado este miércoles 13 de junio la I Jornada de Comunicación Científica sobre el estuario del Guadalquivir. En ella, grupos de investigadores de las universidades de Sevilla, Málaga, Cádiz, Huelva y del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) han expuesto las conclusiones alcanzadas tras cinco años de investigación para ampliar el conocimiento del estuario y han avanzado pautas para una gestión sostenible del medio, en particular, para incrementar la biodiversidad y favorecer la navegación.

A lo largo de su intervención, el presidente de la Autoridad Portuaria ha destacado que “estamos construyendo una estrategia de sostenibilidad sólida y global basada en el diagnóstico de nuestro entorno, el establecimiento de pautas que integren la actividad portuaria en el medio natural y en el fomento de medios de transporte sostenibles que mitiguen los efectos del cambio climático”. En este sentido, el presidente de la APS ha avanzado que “estamos impulsando las cadenas de transporte que combinen el barco y el tren. Nuestra intención se centra en establecer un corredor multimodal entre Madrid, Sevilla y las Islas Canarias que sea ejemplo de sostenibilidad ambiental en el ámbito portuario nacional”.

Por último, el presidente ha comunicado que en el mes de octubre Sevilla acogerá “un evento de referencia mundial para el sector portuario”. Bajo el título de ‘Trabajando con la naturaleza’ este congreso abordará los retos a los que se enfrentan los puertos para compatibilizar su actividad con el medio natural y tratará temas como la adaptación al cambio climático o el desarrollo de cadenas logísticas sostenible. “Se trata de una importante noticia que es muestra de nuestro compromiso con la sostenibilidad y el medio ambiente”.

 

Puesta en valor del estuario

A lo largo de la jornada se han avanzado numerosas conclusiones que afectan al estuario. Desde la Universidad de Sevilla se ha apuntado que en los estudios de los dragados de mantenimiento no se han apreciado afecciones significativas desde el punto de vista biológico y sedimentológico. Los expertos también apuntan que el aporte de sedimentos en los vaciaderos marinos propicia la creación de un hábitat más heterogéneo que aumenta la diversidad de especies. Por otra parte, existe una baja diversidad de especies en el lecho del estuario, excepto en la desembocadura. Al mismo tiempo, se ha desarrollado un nuevo índice biótico para determinar el estado ecológico de los fondos.

 

Modelo de gestión adaptativa

Entre los resultados de los estudios expuestos, el Consejo Superior de Investigaciones Científicas ha presentado los vaciaderos terrestres como modelos de gestión adaptativa. Las investigaciones han identificado estos espacios como zonas de especial interés para las aves, de hecho, se han censado 70 especies y un total de 19.000 individuos. Además, son áreas de cría para 12 especies. El CSIC ha apuntado que la gestión ambiental sostenible de estos vaciaderos, con una planificación de los recintos, por ejemplo, mediante la configuración de islas que impidan la presencia de depredadores, contribuirá de forma positiva en la biodiversidad y favorecerá la atracción de nuevas especies al estuario.

 

Estudio de las mareas

El grupo de Oceanografía Física de la Universidad de Málaga ha modelado la dinámica del estuario del Guadalquivir usando dos modelos: el barotrópico, adecuado para estudio y la programación de mareas, y el baroclino, que incluye las diferencias de salinidad/temperatura y aborda cuestiones como la distribución de las masas de agua en el estuario (está en fase de calibración y validación definitiva).

El primer modelo, el barotrópico, pronostica la marea con un error inferior a ±8 cm en la amplitud (en el peor de los casos, incertidumbre <4%) y de ±20 min en el momento de ocurrencia de la pleamar/bajamar en cualquier punto del estuario.  Gracias al mismo, ha sido posible conocer con una mayor precisión la onda de marea y optimizar la navegación bajo criterios de sostenibilidad. Estos estudios han influido en el Programa de Optimización de la Navegación de la APS y han permitido que se adopten medidas como el incremento en 20 centímetros de la escalilla de calados (hasta llegar a los 7 metros y 20 centímetros).

Fuente: 
Autoridad Portuaria de Sevilla

Noticias en portada

Síguenos en...

Facebook Twitter Youtube Google+ Flickr Linkedin Instagram RSS